Basurillas

Reutiliza y reinventa

Este blog es un esfuerzo para luchar contra la acumulación de residuos y basuras que genera el ser humano. Por medio del intercambio de las ideas, queremos aprovechar la vida completa de un objeto o de cualquier otro ámbito de nuestras vidas.

Hemos descubierto hace poco una revista que, como ellos dicen, pretende ayudar a la reflexión, despertar la pasión por la naturaleza, por sus leyes, su belleza, sus historias…. La hace la Fundación Félix Rodríguez de la Fuente y se distribuye gratuitamente en Madrid, aunque también, se puede obtener en formato pdf en su web. Nos ha parecido que profundiza en los temas y reflexiona sobre posibles soluciones a los problemas. También realiza un recorrido exahustivo por las distintas convocatorias, que en materia de medio ambiente, se realizan en la Comunidad de Madrid. Se llama Agenda Viva.

Queremos destacar la entrevista realizada en el número de invierno (nº14) por Beatriz Calvo Villoria al economista Juan Manuel Naredo último Premio Internacional Geocrítica 2008 descrito como uno de los científicos sociales españoles que más han hecho para despertar la conciencia crítica sobre los problemas de nuestro planeta.

[issuu layout=http%3A%2F%2Fskin.issuu.com%2Fv%2Fcolor%2Flayout.xml backgroundcolor=FFFFFF documentid=090325112712-7beea479f64d439d9766ace604c0cb4a docname=n_14_invierno08 username=fundacionfrf loadinginfotext=Agenda%20Viva.%20%20Invierno%202008 showhtmllink=false tag=spain width=420 height=257 unit=px]

En el artículo, Naredo esboza las claves económicas para comprender como se ha producido el deterioro ecológico y social a lo largo de la historia. Agenda VivaCómo la actual civilización industrial responde cada vez más a unos estímulos económicos, expresados en dinero que han eclipsado otros criterios para su gestión. Producción de riqueza, razonamiento monetario, o crecimiento económico son términos que se convierten en algo indiscutiblemente bueno para todo el mundo y deseable, sin necesidad ya de analizar su contenido efectivo, sus servidumbres y sus consecuencias no deseadas.
Ya desde el siglo XIX no se daba importancia al coste de reposición sino solo al de extracción de los recursos naturales con el consiguiente deterioro ambiental.

Como decía Margalef, en la biosfera el Sol mueve los ciclos de materiales como el agua mueve la rueda del molino. Y la agricultura tradicional se ha venido adaptando al modelo de la biosfera en el que cabría decir que no hay ni recursos ni residuos, ya que todo es objeto de una utilización posterior. Es ese fenómeno singular llamado fotosíntesis el que permite desviar hacia los circuitos de la vida una pequeña parte de la energía que recibimos diariamente del Sol y cerrar los ciclos de materiales. Por ejemplo, el agua es la principal materia prima en tonelaje que interviene en los dos fenómenos que mantienen la vida –la fotosíntesis y el intercambio iónico– y es el motor solar el que repone el agua en cota y calidad, a través de la fase atmosférica del llamado ciclo hidrológico.
Sin embargo la actividad industrial se ha venido apoyando en extracciones de determinados minerales de la corteza terrestre, desplazando la intendencia de la especie humana desde el uso del flujo solar hacia el de determinados stocks de la corteza terrestre. Con el agravante de que, además, a diferencia del modelo biosfera, no cierra los ciclos de materiales reconvirtiendo los residuos en recursos. Con lo cual la inviabilidad a largo plazo de ese sistema está asegurada de antemano por escasez de recursos y por exceso de residuos.

Así, se produce una asimetría ya que las fases finales de comercialización y venta se llevan la mayor parte del valor creado frente a las primeras fases de extracción y tratamiento de los productos primarios con lo que se produce una mayor polarización social y territorial.
Además de esta polarización se produce desigualdad en derechos como las relaciones laborales, que se asumen dependientes Agenda Vivaentre ciudadanos que paradójicamente acostumbran a definirse iguales, por no hablar de las desigualdades entre países pobres y ricos. En el contexto de la actual crisis, el desplazamiento del poder al grupo económico empresarial solo ha resultado en una economía capitalista y estatal a medias. La ley del embudo de los nuevos caciques presuntamente (neo) liberales consiste en privatizar beneficios y socializar pérdidas.

La actual refundación oligárquica del poder plasmada en un neo caciquismo disfrazado de democracia ha desatado una nueva fase de acumulación capitalista. En esta fase, en la que predomina la adquisición sobre la producción de riqueza, los beneficios empresariales y el crecimiento de los agregados económicos de rigor, ya no suponen mejoras generalizadas en la calidad de vida de la mayoría de la población, que tiene que sufragar el festín de beneficios, plusvalías y comisiones originado, acentuando la polarización social. Pero la sociedad, adormecida por la ideología dominante, sigue sin preocuparse del contenido concreto y las implicaciones de esos agregados monetarios cuyo crecimiento indiscriminado desea y defiende.

El crecimiento actúa, así, como una droga que adormece los conflictos y las conciencias y crea adicción en todo el cuerpo social. Pero cuando decae o se para, el malestar resurge con fuerza, invitando peligrosamente a mirar hacia atrás y a ver las ruinas que ha ido dejando, jalonadas de grave deterioro ecológico, de angustioso endeudamiento económico, de bancarrota moral y de severo empobrecimiento social al haber acentuado el servilismo, espoleado por la envidia y la avaricia.

En cuanto a las soluciones viene a concluir:

En el fondo se trata de evitar que los valores del capitalismo –el éxito pecuniario, la pelea competitiva, el afán de lucro, de explotación…– y su actual proyección oligárquica, acaben arrasando los Agenda Vivasentimientos de amistad y solidaridad y haciendo realidad esa utopía social negativa que Hesíodo, en Los trabajos y los días, identificaba con el fin de la especie humana. Pues, en sus célebres versos, nos recuerda que ese final vendrá cuando se destruyan las relaciones de hospitalidad, amistad, fraternidad, cuando incluso se les muestre desprecio a los padres, tan pronto como envejezcan… cuando nadie respete su palabra dada, ni apoye lo bueno y lo justo, cuando la conciencia no exista y el único derecho sea la fuerza o el dinero.



1 comentario to “Economía y ecología”

  1. Amén

    Train

Dejar un comentario

Follow

Entérate de las novedades de este blog a través de tu correo (Get every new post on this blog delivered to your Inbox).

Conviértete en uno de nuestros seguidores (Join other followers):

A %d blogueros les gusta esto: